Hace unos años, un virus comenzó a recorrer las calles de una ciudad peculiar, perdida en el mundo, llamada Ciudad Gris. Una urbanización de tamaño moderado, familias típicas, días típicos (aunque muy lluviosos.) ¿Quién iba a pensar que una epidemia iba a saltar y convertir a las personas infectadas en muertos vivientes? (...)
Las poblaciones cercanas a Ciudad Gris han sido evacuadas y, las que no, tienen las mejores defensas que uno puede imaginar. Hay agentes, hay cazadores, hay científicos, hay mutantes, hay bestias... e incluso hay fantasmas.
El Gobierno ha comenzado a actuar. ¿Su próxima acción? Matar a todos los mutantes y evitar que el virus se convierta en lo que muchos temen; el fin de la humanidad.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Jue Jul 14, 2011 12:51 am.
Últimos temas
» Reinos Infinitos Afiiación normal
Dom Sep 09, 2012 2:54 am por Invitado

» Dangerous Games +18 Afiliación Normal
Jue Jun 28, 2012 6:26 pm por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Mar Jun 26, 2012 5:58 pm por Invitado

» Saeptum Reformatory {normal}
Mar Mayo 15, 2012 10:20 pm por Invitado

» Claro de Luna (élite)
Miér Abr 25, 2012 4:45 am por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Mar Abr 24, 2012 12:08 am por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Lun Abr 23, 2012 11:55 pm por Invitado

» Age of Empires and Arts [Normal]
Jue Abr 05, 2012 6:05 pm por Invitado

» Walking Dead RPG [Elite+Normal]
Miér Feb 29, 2012 6:11 pm por Invitado

» BeauxbatonsA
Mar Feb 28, 2012 1:07 pm por QuieroAfiliación

» NEW HOGWARTS (CANNON LIBRES) ELITE
Vie Feb 24, 2012 5:06 pm por Invitado

» La Torre en el Valle Life (Normal )
Lun Feb 20, 2012 8:47 pm por Invitado

»  + Finite Incantatem à vie {Foro RPG Harry Potter -Cambio de botón-}
Jue Feb 16, 2012 12:41 pm por Invitado

» The Fame Monster {¡FAMOSOS!} ¡ACABAMOS DE ABRIR! • Normal
Dom Feb 12, 2012 4:16 pm por Invitado

» { Last Bloody Kiss} ~ Foro Rol de VK ~
Dom Feb 12, 2012 8:50 am por Invitado

» Panem Games {#} Afiliación Normal !
Sáb Feb 11, 2012 10:22 am por Invitado

» Magic Souls [Afiliacion Elite]
Vie Feb 10, 2012 7:08 pm por Invitado

» In The Shadows [Foro Recién Abierto]
Sáb Feb 04, 2012 12:22 pm por Invitado

» Sex, Drugs and Rock & Roll {+18 recien abierto~ Normal}
Sáb Feb 04, 2012 2:29 am por Invitado

» Silencius {Afiliación Normal, recién abierto, pj's libres}
Miér Feb 01, 2012 11:05 pm por Invitado








There are many things that I would like to say to you but I don't know how. [Derek]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

There are many things that I would like to say to you but I don't know how. [Derek]

Mensaje por Scarlett Grimaldi el Mar Dic 13, 2011 9:08 pm

No es que no lo supiera ya, pero lo reiteraba: Desmond era un maldito infantil. Lo confirmó una vez más cuando el despertador sonó una hora más tarde de lo que ella lo había programado, y oh, sabía de quién había sido obra. La noche anterior habían hablado durante horas, y en la charla había mencionado que entrenaría a Derek, y él, por supuesto, no se había molestado en disimular ni siquiera un poco su jodido disgusto. ¿Cual era su maldito problema, de todas maneras? No es como si después de ver a Tom en las noches se escabullera hacia la casa de Derek. Es decir, sí, lo quería -joder, ese chico valía demasiado-, pero no de la manera... Uh, ya sabes... De acuerdo, su amor no era familiar, quizá de amigos o... Oh, mierda. Siquiera pensar eso estaba mal.

Como sea. Estaba jodidamente tarde. Según lo acordado él debería llegar en exactamente quince minutos, pero los chicos eran unos malditos impuntuales, ¿verdad? Bueno, comprobó que él no hacía parte de aquel grupo de chicos cuando el timbre del apartamento la hizo respingar. —Oh, mierda— murmuró para sí misma mientras corría cual si de una desquiciada se tratara hacia el baño. No es que le importara que Derek la viera mal arreglada. ¿Le importaba? Ugh. Concéntrate, Scarlett, maldita sea. Una vez estuvo en el baño ató su largo cabello en una coleta alta mientras cepillaba sus dientes frenéticamente con la otra mano. El timbre sonó de nuevo. Suspiró dándole un rápido vistazo a su reflejo, de acuerdo, al menos no había usado su pijama rota aquel día, lo cual era algo; pero no es como si su camisa de tirantes y su pantaloneta ayudaran demasiado.

Bueno sí, quizá se espante lo suficiente como para no querer entrenar.

—Hey— sonrió ligeramente incómoda mientras abría la puerta y recordaba lo mucho que lo había extrañado. Con su cabello cayéndole sobre la frente y la mochila que nunca dejaba. Depositó un rápido beso en su mejilla -frunciendo ligeramente el ceño al notar que la diferencia de altura apenas se podía notar, y que Derek en realidad no era un niño sino un adolescente- y se apartó para que él pudiese entrar. —Lo siento, me he quedado dormida. El cerdo de mi hermano cambió la hora del despertador.

Caminó hacia el mesón de la cocina mientras buscaba algo rápido, cereal, un jugo de naranja, algún café listo para calentar, pero por supuesto Desmond había arrasado con todo. Como sea. No es que estuviera muy hambrienta. —¿Comiste algo en casa? Podríamos pedir algo, si quieres— se encogió de hombros, subiéndose de un salto al mesón. —Supongo que no tengo la suficiente suerte como para que me digas que tu hermano logró sacar esa estúpida idea de tu cabeza, ¿huh?

No se sentía especialmente bien enseñándole todo aquello a un chico de quince años. Buscaba consuelo en la excusa de que era por su bien y que así podría defenderse en alguna situación anormal pero seguía pareciendo incorrecto.
avatar
Scarlett Grimaldi
Humano
Humano

»Celebridad : Amber Heard.
»Mensajes : 324
»Fecha de inscripción : 18/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: There are many things that I would like to say to you but I don't know how. [Derek]

Mensaje por Derek Däniken el Miér Dic 14, 2011 1:52 am

Natasha y Balthazar lo han llegado a llamar obsesionado; cosa que, hasta ese momento, había tratado de ignorar. Jamás se había cuestionado si en verdad existían cosas que pudieran ponerlo tan ansioso como para que no lograra conciliar el sueño de noche en noche o que no le permitiera mantenerse quieto durante unos pocos minutos. Después de analizarlo, se daba cuenta de que eran pocas cosas las que en realidad, sí causaban ese efecto en él: las películas de acción, armar un barco dentro de una botella hasta terminar y por último, pero no por eso menos importante, Scarlett Grimaldi.

Tenía a lo mucho tan sólo meses de conocerla, casi un año, pero ya sabía todo lo básico. Tenía 19 años, venía de Italia y vivía con su hermano, hermanastro, lo que sea Desmond en Ciudad Gris. Era alta, sus ojos eran de un verde precioso y su cabellera rubia olía deliciosamente bien. Y aunque lo siguiente hubiera sido algo que Scarlett le contó bajo la máxima confianza, era algo que, ciertamente, había estado esperando por saber: ella, junto con el otro rubio, se dedicaban a matar mutantes. No eran estrictamente cazadores, pero sí algo parecido. rodó los ojos al recordar la expresión de ligera ansiedad en el angelical rostro de la chica mientras esperaba que él saliera corriendo o algo por el estilo. Fue entonces cuando procedió a contarle que Balthazar, su hermano mayor, sí era un cazador en toda la extensión de la palabra.

Se siguieron frecuentando y demás, hasta los días de la guerra. Ya no se veían tanto como antes e incluso un mes entero en el que estuvieron incomunicados. Derek sentía que la locura lo consumía. ¿Le habría pasado algo?, ¿estaba ella bien? Y luego todo se detuvo: la guerra cesó y ellos pudieron reunirse de nuevo. Desde luego, nada era igual. La inseguridad reinaba en cada rincón de Ciudad Gris y cada vez era más difícil conseguir un permiso de salida por parte de su hermano mayor. Ahí fue cuando Derek se dio cuenta de que si le probaba a Balthazar que podía cuidar de sí mismo, entonces no tendría que pedir su consentimiento a cada segundo. Y como la única persona igual de imponente y ágil {incluso mejor} que él, que Derek conocía, era Scarlett, había decidio pedirle ayuda a ella. Le costó hacerla aceptar, no lo negará, pero al final lo logró.

Y ahora ahí estaba, llegando puntualmente a la casa de los Grimaldi para su primera sesión de entrenamiento. Si es sincero, debe admitir que se sentía nervioso. Temía resultar ser patético y {aún más} torpe. Temía quedar como un tonto frente a Scarlett. Justo estaba pensando en regresar y nunca volver cuando la puerta se abrió y ahí estaba ella, sencilla, sin presunciones ni falsedades, con algunos mechones rebeldes enmarcando sus bellas facciones y una sonrisa sólo para él {o eso le gustaba pensar}. Se había dicho a sí mismo que tenía que terminar acostumbrándose a aquel saludo de beso en la mejilla, pero su sonrojo parecía no querer entender. Entró justo detrás de ella, escuchando sus palabras mientras lo guiaba {en un camino que él ya tenía perfectamente memorizado} hasta la cocina. Se abtuvo de comentar algo respecto a Desmond, persona que no era en absoluto de su agrado, y le sonrió, sacando de su mochila un refractario de plástico con panqueques dentro.

Tía A los hizo esta mañana —comentó, quitándole la tapa al recipiente y tratando de evitar el último tema—. Tal vez no sea la mejor cocinera, pero estos le quedan asombrosos. Pensé... Que quizá te gustaría probarlos. Y sólo deben calentarse —se acercó al horno de microondas—. ¿Puedo?

Marcó el tiempo necesario y se quedó viendo cómo la comida giraba y se calentaba ahí dentro. Sabía que no podía alargarlo más tiempo. Y no podía mentirle a Scarlett, no a ella. Jamás a ella. Apretó los dientes, de nuevo acercándose a ella y hablando en voz baja mientras concentraba la mirada en la servilleta que comenzó a despedazar.

Balthazar no sabe de esto —confesó.
avatar
Derek Däniken
Humano
Humano

»Celebridad : Skandar Keynes.
»Mensajes : 59
»Fecha de inscripción : 13/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: There are many things that I would like to say to you but I don't know how. [Derek]

Mensaje por Scarlett Grimaldi el Vie Dic 30, 2011 7:02 pm

Vagamente conseguía recordar cómo fue el proceso para que llegara a aprenderse a defender de tipos que triplicaban su peso y en ocasiones doblaban su estatura -de acuerdo, eso era exagerar, ¡pero, joder, existían hombres enormes que apenas se asemejaban a un humano!-. Es decir, no es como si a los diez años fueses un experto en el arte de aniquilar con tan solo unos golpes. Habían sido meses entrenando, meses en que le hubiera gustado mandar al demonio a Desmond y a sus exigencias, en que le hubiera gustado dormir todo el jodido día en vez de haberse levantado temprano a trotar y golpear algunos pesados sacos. Pero sintió su esfuerzo retribuido al notar el progreso. Era tan malditamente buena que dolía. Oh, ¿la estás llamando modesta con aquel tono irónico? Espera que patee tu trasero y te aseguro que nunca lo querrás hacer de nuevo.

Siempre había afirmado que -tan cliché y ridículo como sonaba-, los movimientos de las mujeres eran algo más... uh, felino. Rápidos y precisos. No, mierda, no dirá sensuales. Mientras que los hombres tenían a la fuerza de su lado. Ambas cosas se compensaban, razón por la cual las peleas con su... hermano nunca eran definidas por un ganador y un perdedor.

Pero lo cierto es que no pretendía someter a Derek a esfuerzos innecesarios para convertirlo en algún arma letal andante. Simplemente quería que supiera lo suficiente como para cuidar de sí mismo en alguna situación extrema. La enorme sonrisa que había causado el gesto de los pequeños pasteles se borró instantaneamente al escuchar el nombre del hermano del chico. —Dime que estás bromeando, Derek— murmuró pasando una mano por su rostro y dejando salir un cansino suspiro. —Habíamos quedado en que se lo dirías. ¿Quieres estar presente en el momento en que intente asesinarme? No es que importe, sólo...— ¿Era en serio? ¿Tenía que poner esa mirada a la que no puedes resistirte? Hombre, eso era jugar sucio, estúpido gato con botas por haber inventado aquello. —Como sea. Al menos intentaremos que valga la pena, ¿de acuerdo?

En ése momento sonó el molesto pitido del horno y recuperando la sonrisa, caminó hacia él junto a Derek, tomando uno de los pastelillos y dándole un mordisco. Lo cierto es que, Scarlett siempre tenía hambre. —Dios, están buenísimos. Vamos, toma uno antes de que desaparezcan. Sabes, si hiciéramos lo nuestro oficial podríamos comer más de éstos juntos en tu casa— bromeó mientras servía un vaso de agua, pero entonces todo se tornó absurdamente incómodo. Ya sabes, con aquel silencio que nadie sabe cómo demonios romper. Se aclaró la garganta mientras simulaba despreocupación por el anterior comentario. —Iré a tomar una ducha rápida. La caminadora está en mi habitación, haz algo de ejercicio antes, ¿está bien? No tardo—. Sí, bien, lo último que quería era que Derek tuviese que llegar a casa con algún esguince, fractura o algo similar, no por lo que llegase a pensar Balthazar, sino por el bien del chico. ¡Al demonio con su hermano! Ya llegaría el día en que tendría que lidiar con él, y se encargaría de hacerlo valer la pena.

La ducha no fue tan rápida como esperaba, siempre le sucedía lo mismo, se dejaba llevar por la tranquilidad que le producía el agua hirviendo sobre su piel desnuda y olvidaba completamente qué diablos debía hacer. Como sea. Lavó sus dientes, cepilló el -ya no tan desordenado- cabello y vistió ropa casual antes de apoyarse en el marco de la puerta de su habitación y observar con el rostro ladeado a Derek sobre la caminadora -mierda, iba tan rápido que por un momento pensó si debía detenerlo para prevenir un infarto-. De no saber que era un chico de quince años, quizá habría afirmado que se trataba de alguien mayor. —¿Estás listo?— sonrió mientras le hacía un gesto para que la siguiera.

Junto con Desmond habían destinado el -no tan pequeño- patio trasero del lugar para convertirlo en una pequeña habitación de entrenamiento. Nada complicado. Suspiró recogiendo su cabello en una cola de caballo alta mientras hablaba. —Todo ésto sonará algo obvio pero es bueno que lo sepas: Cubre tu rostro y nunca dejes que te golpeen allí. No golpees si sabes que no llegarás a herir a la otra persona, sólo te cansarás. Siempre aprieta con fuerza tus manos, de lo contrario el puño que has dado te causará más daño a ti. Nunca dejes que te acorralen o estarás perdido— Creía que eso era lo básico, ahora sólo necesitaba saber cuanto sabía él. Como... de qué estaba hecho y ese tipo de cosas.

—Ahora, olvidarás que soy la chica que te habló sin ningún derecho de sus problemas, olvidarás que soy Scarlett y me golpearás. Vamos, Derek, no seas nena, golpéame.


avatar
Scarlett Grimaldi
Humano
Humano

»Celebridad : Amber Heard.
»Mensajes : 324
»Fecha de inscripción : 18/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: There are many things that I would like to say to you but I don't know how. [Derek]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.